Revolucionando el almacén

Las mejoras en el departamento de transporte y logística comienzan, en la mayoría de ocasiones, en el almacén. Concretamente, es el caso de las organizaciones que se han posicionado dentro del mundo del ecommerce. Son muchos los reportajes que informan sobre la incorporación de nuevas herramientas tecnológicas hemos podido ver durante los últimos tiempos en televisión. Pero… ¿Cuáles son las auténticas revoluciones en el almacén?

Como siempre… Un ejemplo vale más que mil palabras. La fábrica de Iveco situada en Valladolid ha incorporado recientemente en sus áreas de montaje y logística exoesqueletos y servoarmaduras. El prototipo de exoesqueleto permite a los operarios mejorar las posiciones durante su jornada laboral y, con ellos, mejorar en materia de Prevención de Riesgos Laborales. Concretamente, esta incorporación permite que el cuerpo del personal se encuentre en una posición mucho más descansada y, así, reduzca la tensión y la fatiga en las piernas.

Robótica más allá de la producción

Las últimas décadas hemos podido ver como la tecnología se colaba en las organizaciones. Uno de los grandes avances en robótica dentro de las empresas productoras tenía que ver con el proceso de producción y, también, con la mejora en la accesibilidad en las mercancías situadas en lugares elevados. Con ello, la organización del almacén ha dejado de conllevar un dolor de cabeza para los responsables y un esfuerzo innecesario para el personal.

Y eso no es todo. Los vehículos de conducción autónoma ya son una realidad en las tareas de picking y cross-docking. Su evolución ha sido tal que, en la actualidad, ya realizan el trabajo prácticamente sin supervisión. Este cambio no ha sido capaz de incorporarse a la conducción por carretera. Todavía. Las organizaciones dedicadas al transporte invierten cada vez más para conseguir vehículos que puedan realizar el transporte sin conductor y en un futuro no tan lejano como parece, serán una realidad.

Por otro lado, los drones también están revolucionando la entrega de envíos. Todavía tienen algunos retos pendientes con la seguridad; la legislación, que cambia en cada país; y la posibilidad de disponer de espacios de vuelo y aterrizaje.

Olbo